Modelo de Contrato de Alquiler con Cláusula de Allanamiento: Guía para el Desalojo Exprés

Modelo de Contrato de Alquiler con Cláusula de Allanamiento: Guía para el Desalojo Exprés

Entendiendo el Contrato de Arrendamiento con Procedimiento Expeditivo de Desalojo

El mercado inmobiliario peruano ha experimentado diversas modificaciones a lo largo
de los años, buscando siempre mejorar las condiciones tanto para arrendadores como para
arrendatarios. Dentro de este proceso de mejora continua, se ha desarrollado el
contrato de arrendamiento con una provisión de desalojo ágil, comúnmente conocido
como desalojo exprés. Esta modalidad se encuentra regulada por el marco legal vigente
en el Perú y su particularidad reside en una cláusula de allanamiento que los implicados
pueden suscribir de forma voluntaria para agilizar un potencial proceso de desalojo por
incumplimiento de las condiciones establecidas en el contrato.

Al suscribir un documento de arrendamiento que incluye la mencionada cláusula, las partes
acuerdan de antemano los términos bajo los cuales el arrendador puede requerir la restitución
del inmueble, sin necesidad de pasar por un largo y contencioso proceso judicial. Para la validez
de esta cláusula es importante que se redacte de manera clara y precisa, especificando las
obligaciones del inquilino y las circunstancias bajo las cuales se activaría el procedimiento
de desocupación inmediata.

La principal ventaja de este mecanismo legal es su rapidez y eficacia, que se traduce en
una resolución más ágil de disputas por incumplimiento del contrato, en comparación con los
métodos tradicionales. No obstante, es crucial que tanto arrendadores como inquilinos comprendan
a cabalidad sus derechos y obligaciones antes de firmar cualquier acuerdo que contenga esta
modalidad de desalojo.

Las cláusulas mínimas que debería contemplar un modelo de convenio de alquiler residencial con la opción de desalojo directo incluyen:

  • Identificación completa de las partes involucradas.
  • Descripción precisa del inmueble, incluyendo su ubicación y características.
  • Montos, forma y condiciones de pago del arrendamiento.
  • Duración y términos de renovación del contrato.
  • Obligaciones y derechos tanto del arrendatario como del arrendador.
  • Condiciones específicas bajo las cuales se aplicará la cláusula de desalojo exprés.
  • Procedimientos a seguir en caso de activarse la cláusula de desocupación rápida.
Quizás también te interese:  Guía Completa para Redactar un Modelo de Contrato de Constitución de Patrimonio Familiar: Claves y Consejos

Es imperativo que este tipo de convenios de arrendamiento con allanamiento sean revisados por un abogado especializado
en derecho inmobiliario para garantizar la observancia de las normas jurídicas aplicables en Perú,
así como la protección de los intereses de ambas partes.

¿Cuál es el Marco Legal del Desalojo Exprés?

La rápida ejecución de un desalojo se encuentra amparada principalmente por la Ley N.º 30933, la cual
introdujo modificaciones al Código Procesal Civil, permitiendo el desalojo por precario a través de
un proceso sumarísimo cuando existe un procedimiento de allanamiento previamente acordado.

El término precario describe una situación donde una persona ocupa un inmueble sin contar con un
título que lo habilite para ello o cuyo título ha expirado, como por ejemplo cuando un inquilino no
abandona la propiedad tras finalizar el período de alquiler o cuando no paga el alquiler acordado.
Este procedimiento sumarísimo cuenta con una secuencia procesal bastante reducida comparada con los
procedimientos tradicionales, permitiendo una resolución efectiva y expeditiva.


¿Cómo se Aplica el Proceso de Desalojo Exprés?

Para aplicar este procedimiento, se deben cumplir ciertas condiciones establecidas por la ley.
Primero, el arrendador debe demostrar la existencia del contrato con la cláusula de allanamiento
y luego proceder a notificar al arrendatario sobre la intención de ejecutar el desalojo.

Después de la notificación, si el arrendatario no restituye el inmueble en el plazo estipulado
(usualmente 7 días hábiles), el arrendador puede solicitar al juez la emisión de la orden de
lanzamiento. De esta forma, se activan mecanismos judiciales que garantizan el retorno de la
propiedad al arrendador de una manera mucho más ágil que los desalojos convencionales, que podrían
demorar años en resolverse.

Para asegurar que el proceso se lleva a cabo con todas las de la ley, se recomienda la asistencia
de un abogado en todas las etapas del procedimiento. Esto es esencial no solo para redactar
adecuadamente el acuerdo inicial de alquiler, sino también para navegar los trámites jurídicos que
pueda implicar un proceso de desalojo exprés.

Quizás también te interese:  Modelo de Contrato de Subarrendamiento Total: Guía Completa y Descarga Gratuita

En resumen, el modelo de contrato de alquiler con la posibilidad de acelerar un desalojo debe
ser entendido como una herramienta que, bajo la correcta asesoría legal, puede aportar seguridad
y certeza jurídica
tanto para arrendadores como para arrendatarios. Beneficia a los arrendadores al
ofrecer una vía rápida y efectiva para recuperar la posesión de su propiedad en caso de incumplimiento.
Por otro lado, también sirve para que los arrendatarios tomen plena consciencia de las consecuencias de
incumplir con sus obligaciones contractuales y, de esta manera, fomentar una cultura de responsabilidad
y compromiso en las relaciones de arrendamiento.